La ley de la trivialidad

  • 24
  • Mar

La ley de la trivialidad

  • Publicado el 24.Mar.22
  • por Joaquin Wu Lin
La ley de la trivialidad

La ley de la trivialidad se refiere a nuestra tendencia a dedicar una cantidad desproporcionada de nuestro tiempo a problemas insignificantes, en vez de enfocarnos en los asuntos más importantes.

En cualquier reunión de trabajo, todo el mundo quiere demostrar su proactividad, aunque no tengan una opinión significativa que aportar. El problema es que cuanto más sencillo el problema en discusión, más gente tendrá una opinión al respecto y se dedicará un tiempo desmesurado en un problema trivial.

 

Por lo contrario, cuando hay que resolver un problema más importante, menos personas se sentirán con un nivel de competencia suficiente para articular su opinión. Por lo que habrá menos aportaciones y se le dedicará menos tiempo del que probablemente sea necesario para llegar a la mejor decisión.

Para disminuir el impacto de esta tendencia en nuestras reuniones, debemos asegurarnos de que todo el mundo que asiste a la reunión tiene claro cuál es el objetivo que se pretende alcanzar. Cuanto más concreto y específico, mejor.

 

No todas las opiniones tienen el mismo peso. Solo las opiniones relevantes al tema en cuestión son las importantes. Por ello, se recomienda que solo se incluya a las personas que tengan conocimientos o una experiencia relevante a una reunión. Cada persona que se incluye que no necesita estar allí, es una pérdida de tiempo para el empleado y la organización. 

 

Infórmate del Programa de Experiencia del Empleado.